Aplican terceras dosis en otros países, ¿Bolivia debería hacer lo mismo? Lo que sabemos de las vacunas de refuerzo

Aplican terceras dosis en otros países, ¿Bolivia debería hacer lo mismo? Lo que sabemos de las vacunas de refuerzo

Thu, 08/26/2021 - 16:00
Posted in:
0 comments

Por Lucas Illanes 

Distintos medios de comunicación en Bolivia replicaron la información a través de las redes sociales que algunos países están aplicando dosis de refuerzo de vacunas contra el Covid-19. ¿Por qué estos países tomaron esta decisión? ¿Es necesaria esta medida? ¿Significa que Bolivia debe hacer lo mismo? ¿Qué dicen los expertos y la evidencia? ChequeaBolivia explica estos detalles en su sector #LoQueSabemos.

¿Qué son las vacunas de refuerzo?

Los refuerzos son dosis adicionales de una vacuna que se administran para mantener la protección inducida por la vacuna contra una enfermedad. Se suelen utilizar para reforzar muchas vacunas porque la inmunidad puede desaparecer con el tiempo, aclara el experto en Inmunología y Patogénesis Molecular de la Universidad de Virginia, William Petri en The Conversation.

La doctora especializada en Inmunología y docente en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), Natalia Núñez del Prado, explicó a ChequeaBolivia que “la vacuna para la gripe hace muchos años se viene administrando de manera anual porque sabemos que va mutando continuamente (…) Hay otras (vacunas) que requieren completar un esquema generalmente en edad pediátrica y con eso se cumple”.

También afirmó que hay casos especiales para vacunar con otras dosis que no son propiamente refuerzo. Por ejemplo, para realizar viajes, o en el caso de la vacuna antirrábica al tener contacto con un perro no vacunado.

¿Qué países aplican una dosis de refuerzo y por qué?

Según EFE, Chile inició el 11 de agosto la administración de terceras dosis de vacuna contra el Covid-19  especialmente a aquellas personas que recibieron la vacuna CornoVac del laboratorio Sinovac, fórmula administrada al 72 por ciento de la población objetivo.

Días antes,  se dio a conocer unos estudios Ministerio de Salud de Chile que revelaron una disminución de efectividad contra casos sintomáticos (1 y 2) de las vacunas Sinovac y de Pfizer/BioNTech en el lapso de tiempo de abril a agosto.

Se prestó atención a la vacuna de Sinovac pues registró un menor porcentaje pasando de 67 a un 59 por ciento de efectividad ante  la enfermedad sintomática.

A pesar de esto, la efectividad en cuanto a la prevención de ingreso a Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) se mantuvo en 89 por ciento.

Uno de los líderes de esta investigación, Rafael Araos, concluyó que “la vacuna CoronaVac sigue demostrando importantes signos de efectividad contra SARS-CoV-2 para los casos de hospitalización, ingreso a UCI y muerte. Sin embargo, disminuye de 67% a 58,49% su efectividad para prevenir la enfermedad. Entonces la discusión sobre una dosis de refuerzo es oportuna.”

ChequeaBolivia explicó anteriormente que hay varios tipos de efectividad. La que más se muestra en medios de comunicación es la efectividad ante una enfermedad con síntomas, pero también se hacen estudios para demostrar la efectividad de las vacunas para casos graves y hospitalizaciones. Estas últimas son aquellas que generan interés a las autoridades sanitarias.

Otro país latinoamericano que ofrece dosis de refuerzo es Uruguay. “Se ofrece una tercer dosis de vacuna Pfizer a las personas que hayan recibido esquema primario con CoronaVac, con el objetivo de reforzar la inmunidad. Esto es debido a la caída natural de los anticuerpos neutralizantes y al riesgo de las variantes de preocupación del virus SARS-CoV-2 que ya han ingresado a nuestro territorio”, se especifica en la página web del Ministerio de Salud Pública de Uruguay.

Israel también tomó esta decisión. En junio el primer ministro israelí, Naftali Bennett, anunció a finales de julio: “Informarles que el comité de expertos del Ministerio de Salud de Israel ha aprobado oficialmente la recomendación de una tercer dosis de refuerzo de la vacuna para cuidar a los israelís mayores de 60 años. La decisión se basó en investigación y análisis considerables también en el creciente riesgo que supone la ola de la variante Delta”.

Los laboratorios Pfizer y BioNTech anunciaron mediante un comunicado de prensa el 8 de julio 2021 que autoridades reguladoras aprueben una tercera dosis  con el siguiente argumento:  “Se observa en los datos del mundo real publicados por el Ministerio de Salud de Israel, la eficacia de la vacuna en la prevención tanto de la infección como de la enfermedad sintomática ha disminuido seis meses después de la vacunación (…) La eficacia en la prevención de las enfermedades graves sigue siendo alta”.

El 18 de agosto el gobierno de los EE.UU. anunció que personas que se vacunaron contra el coronavirus con Pfizer y Moderna podrán recibir una tercera dosis a partir del 20 de septiembre, señalando que la eficacia de la inyección disminuye "con el tiempo". De esta manera los vacunados podrán acceder a la tercera dosis ocho meses después de haberse aplicado la segunda inyección.

De acuerdo al registro de DW, otros países que aplican una tercera dosis son: Emiratos Árabes Unidos, República Dominicana, Turquía, Rusia y Alemania.

A pesar de los primeros indicios de la reducción de efectividad, hace falta más evidencia científica

“Si bien hay algunos estudios que nos dan algunas pautas, no tenemos certeza de cuánto puede durar la inmunidad por vacunación en cada individuo y sabemos que esto es variable. Sabemos que existe inmunidad humoral que se da por los anticuerpos que lo podemos medir, pero hay otro tipo de inmunidad celular que es más difícil de medir”, indicó Núñez.

“Aunque la inmunidad inducida por la vacuna puede no durar para siempre, no está claro cuándo será necesario un refuerzo (…) La otra fuente de respuestas de anticuerpos duraderas contra el coronavirus son unas células llamadas plasmablastos que residen en la médula ósea. Estas células producen continuamente anticuerpos y no necesitan ser reforzadas para mantener su actividad. Afortunadamente, los plasmablastos se han detectado hasta 11 meses después en la médula ósea de personas que recibieron la vacuna covid-19, lo que indica cierto grado de memoria inmunitaria duradera”, afirma Petri.

La OMS pide postergar las dosis de refuerzo

“Mientras cientos de millones de personas siguen esperando su primera dosis, algunos países ricos están avanzando hacia las dosis de refuerzo”, exclamó el 4 de agosto el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyess.

“No podemos aceptar que los países que ya han utilizado la mayor parte del suministro mundial de vacunas utilicen aún más, mientras las personas más vulnerables del mundo siguen desprotegidas (…) Por ello, la OMS pide una moratoria de las vacunas de refuerzo hasta, al menos, finales de septiembre, para que se pueda vacunar al menos al 10% de la población de cada país”.

Los pacientes que podrían necesitarlas: los inmunodeprimidos

Inicialmente los países optan por vacunar a las personas inmunodeprimidas.

El epidemiólogo investigador del Hospital Universitario de Valm de España, Antonio Gutiérrez, explica en The Conversation: “Se conoce como inmunosupresión a la situación en la cual existe una supresión o disminución de las reacciones inmunitarias (...) El trasplante de órganos o hematológico, el VIH, el cáncer, inmunodeficiencias, enfermedades autoinmunes o reumáticas, o incluso la malnutrición, serían algunos ejemplos”.

“Es pronto para saber cómo de potente es la respuesta de nuestro organismo en situación de inmunosupresión contra el virus cuando nos vacunamos. A pesar de que puede que la respuesta a la vacuna esté disminuida en estos pacientes, podría protegerles en cierta medida de desarrollar una enfermedad grave, hecho muy relevante. Además, como sabemos que son seguras y que no ocasionan problemas, más razón para recomendarlas”, concluye Gutiérrez.

¿Qué pasa en Bolivia?

Pasó más de seis meses desde que Bolivia inició a vacunar a su población iniciando la inmunización el 29 de enero aplicando primeras dosis a personal de salud.

Durante el tiempo transcurrido, no se logró vacunar a la mayoría de la población. Hasta el 24 de agosto, se registró que el 20 por ciento de la población total fue inmunizada con esquema de vacunación completo y 6,3 por ciento recibió una sola dosis, conforme a información disponible en Our Wolrld In Data

A la par de esto, los medios de comunicación informan que distintos países están optando por dosis de refuerzo (1,2,3,4,5 y 6).

Según Correo del Sur, el ministro de Salud de Bolivia, Jeyson Auza, descartó que en Bolivia se pueda aplicar una tercera dosis de las vacunas anticovid porque la OMS no lo recomienda.

¿Qué dicen los expertos?

Las opiniones de los expertos y autoridades de los países son diferentes.

Como de explicó anteriormente, países justifican la necesidad de una tercera dosis de refuerzo ante la reducción de eficacia de enfermedades sintomáticas de las vacunas y las variantes del virus que causa el Covid-19.

“Me parece muy interesante el estar pensando en una tercera dosis en ciertos grupos.  Muy probablemente yo creo que esto de la vacunación para el Covid-19 va a tener que ser de manera anual, pero yo coincido con que tenemos que pensar primero en completar las pautas de vacunación en la población que solo ha recibido una dosis, ampliar a otros grupos de pacientes como pacientes en edad pediátrica y una vez habiendo completado eso, ya podemos plantear una tercera dosis”, comentó al respecto Núñez.

Guillermo López, catedrático del área de Biología Celular e Investigador asociado del Centro Andaluz de Biología del Desarrollo, considera en The Observer: “La ciencia necesita tiempo para llegar a conclusiones. Tomar decisiones en caliente y con miedo conduce a decisiones precipitadas y generalmente equivocadas. Los gobiernos, sin haber vacunado aún a toda la población y sin haber comprobado si con ello es suficiente, no deben caer en el error de ir a por una tercera dosis de vacuna”.

Céline Gounder, especialista en enfermedades infecciosas del Bellevue Hospital Center en Nueva York, afirmó a The New York Times que toda persona no vacunada ofrece al virus oportunidades adicionales para mutar en variantes peligrosas. “Nuestra mejor protección es vacunar al resto del mundo, no acumular más dosis para dar terceras dosis de vacunas de ARNm a las personas aquí en los EE. UU.”, añadió.

Fuentes:

Experto en Inmunología y Patogénesis Molecular de la Universidad de Virginia, William Petri en The Conversation

Doctora especializada en Inmunología y docente en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), Natalia Núñez del Prado

Chile arranca con las terceras dosis en su mejor momento pandémico por EFE

Tercera dosis disponible en la página web del Ministerio de salud pública de Uruguay  

Declaraciones del primer ministro israelí, Naftali Bennett, disponibles en El País

Bolivia inicia campaña de vacunación contra la Covid-19 del Ministerio de Salud

Reportes sobre la eficacia de las vacunas contra el Covid-19 del Ministerio de Salud de Chile (1 y 2)

Comunicado de prensa de Pfizer y BioNTech

Sesión Informativa para la prensa publicada en la página web de la Casa Blanca

¿Qué países aplican ya una tercera dosis contra el coronavirus? de DW

Director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyess

El epidemiólogo investigador del Hospital Universitario de Valm de España, Antonio Gutiérrez, disponible en The Conversation

Revisión hemerográfica (1,2,3,4,5 y 6)

Salud descarta una tercera dosis de la vacuna anticovid de Correo del Sur

Catedrático del área de Biología Celular e Investigador asociado del Centro Andaluz de Biología del Desarrollo, Guillermo López disponible en The Observer

Especialista en enfermedades infecciosas del Bellevue Hospital Center en Nueva York, Céline Gounder,  disponible en The New York Times

Tags

Tendencia Política

Fecha Publicación Web

Aliados

 

Aliados